jueves, 16 de febrero de 2012

Luis Salinas; guitarrista con ritmo y sabor


Luis Salinas es un guitarrista y compositor nacido el 24 de junio (signo Cáncer) de 1957, en Monte Grande, al sur de Buenos Aires, Argentina.

La influencia de su padre y de su padrastro, ambos músicos, lo animaron a tocar la guitarra desde muy pequeño, “el gusto por tocar todos los géneros viene de ahí”, explicó. Pese a haber comprado su primera guitarra a los 27 años, esta pasión venía desde la cuna. Pasó su infancia en un pueblo de Chaco llamado Villa Diamante, privado de cosas materiales porque vivía en un hogar pobre, sin embargo, canalizaba la penuria de sus carencias tocando la guitarra.

Comenzó tocando folklore y chámame con el padrastro en el patio de su casa, después la costumbre de tocar en asados fue haciéndose cada vez más fuerte y comenzó a tocar en diferentes casas vecinas alegrando las reuniones. El padre era músico de “Los Limbos”, una orquesta de jazz de la época; de ahí la diversidad rítmica con la que cuenta.

Empezó  a tocar con guitarras prestadas de los vecinos del barrio, que cada vez se le hacía más difícil conseguir porque, una vez que comenzaba a tocar tardaba bastante en devolver el instrumento. Su primera guitarra la obtuvo recién a los 27 años.

Villa Diamante se inundó en el 68 y la familia, se fue a Monte Grande, a la casa de la abuela. A los diez años, la madre lo llevó a un cumpleaños y le hicieron tocar la guitarra; al día siguiente, volvieron a buscarlo para que tocara y la madre se negó; claro, marido y ex esposo músico, no era cosa de repetir con el hijo; pero... "Me acuerdo que rompí un vidrio y me escapé por la ventana, fue la única vez que mi vieja me prohibió algo; después se dio cuenta que la música era lo mío."

El lugar que marcaría frontera en su carrera fue “El Papagayo”, célebre pub, donde tocó durante ocho años.

Su primer disco tuvo origen en Noruega, "…estaba mostrándole temas argentinos a un músico noruego y me decía: Vos tenés que venir a Noruega, creí que estaba borracho, a los dos meses me llegaron los pasajes y un contrato por todo un mes". Fue su primer viaje en avión, a los 33 años.
El segundo disco  lo grabó en un día, en un estudio móvil, los dos siguientes, en los Estados Unidos, con músicos de Prince y Scott Henderson, pero cuando se venía la repercusión, dos sellos discográficos se fusionaron y le rescindieron el contrato; ¡no importó! la música sigue, Sus dedos y su alma siguen tocando y es que nada malo le puede suceder  a una persona que durmió en la Plaza Once para no bancarse cuatro horas de ida y vuelta a Monte Grande porque ensayaba al día siguiente.
http://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Salinas
http://www.elforro.com/musicos/9659-biografia-luis-salinas.html

Comentario del Editor:

Reza un viejo dicho "...las apariencias engañan". Digo esto porque en el mundo del arte en especial en la música tenemos la idea - o al menos así nos han hecho creer los publicistas - que el artista de escenario tiene que ser "bonito" (bien parecido) y atlético, aunque desafine, sus canciones sean mo nótonas y pobres de armonía; sin embargo, Santana (guitarrista mejicano con marcados rasgos autóctonos) triunfó sin cumplir con ese "requisito". Con Luis Salinas; sucede lo mismo, se demuestra que el don artístico trasciende toma imagen o apariencia, pueden uds. verlo bastante subido de peso, sin embargo, una vez que pulsa la guitarra nos olvidamos de eso. ¡Música Maestro!


A continuación les dejo un vídeo donde demuestra su conocimiento y extraordinaria habilidad con la armonía, ya que, como todo guitarrista sabe, es muy difícil y tedioso dominarla.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario