jueves, 14 de mayo de 2015

Requiem a Rubén Florez Pinedo



El tenor peruano Juan Diego Florez canta con su señor padre don Rubén Florez Pinedo el vals peruano de doña Isabel (chabuca) Granda, "Fina Estampa". Es obvio que esto fue una "humorada" en su hogar, donde Juan Diego demuestra ejemplarmente el cariño hacia la familia, sus padres y su hogar; en las reuniones familiares no interesa el acompañamiento musical, sino, la espontaneidad y más que nada, el Amor.

Juan Diego Flórez singing a Peruvian folksong together with his father


"Limeña", vals de don Augusto Polo Campos, que describe el garbo, la belleza y el encanto de la mujer limeña. Acompaña Pepe Torres

Juan Diego Flórez todavía no había nacido cuando Rubén Flórez Pinedo grabó el larga duración "Doce nuevos valses de Chabuca Granda" (1966). La propia autora de "Cardo y ceniza", que lo escuchó de pura casualidad en la casa de una amiga y quedó impactada desde el primer momento, confió en el muchacho el estreno de sus últimas composiciones. Para Chabuca Granda, el estilo de Rubén Flórez era perfecto para sus composiciones. Incluso lo llevó al programa de música criolla que conducía en Canal 4 para presentarlo en sociedad.Una fotografía de esa escena, en la que se observa a Rubén Flórez cantando ante la mirada encandilada de Chabuca Granda, aparece en la portada del álbum "Flórez para Chabuca" , un disco que Rubén Flórez grabó hace más de una década pero que tuvo escasa circulación y parecía definitivamente desaparecido. En un acto de justicia, el álbum ha sido reeditado: es una suerte de viaje a la semilla, un ejercicio para conocer el origen del fenómeno Juan Diego Flórez.

Fuente: http://www.larepublica.pe/29-10-2006/tocadisco-ruben-florez-pinedo-estirpe-de-florez

No hay comentarios.:

Publicar un comentario